El Tribunal Supremo contempla que el artículo de la Ley Concursal que posibilita a la Administración Pública embargar activos de una empresa en liquidación contradice el fundamento general de dicha norma. Así pues,  se ha puesto fin al derecho que tenia Hacienda para cobrar las deudas antes de los otros acreedores.

La Ley tiene que analizarse en su conjunto y no ser ilógica. Y aún más cuando hay un artículo que contradice la finalidad de la norma, la cual es que se alcance una liquidación estructurada y unitaria. Así pues, carece de sentido que la Administración Publica actúe independientemente al juez responsable de dicho concurso.

Este cambio, va a repercutir en los trámites. Así pues, los administradores concursales podrán exigir los bienes embargados por Hacienda, (si se dio el caso) siempre y cuando los procesos aún permanezcan abiertos.

Ahora bien, reclamar en los concursos en los cuales ya hay una resolución es más complicado, pero no inalcanzable. Así pues, podría pedirse que se devolviera el importe de los bienes embargados siempre y cuando la intervención de Hacienda haya sido dañina para el resto de acreedores; como podría ser en los que el déficit es tan grande que después de cobrar la Administración Pública, ya no haya bienes y/o liquidez para hacer frente a las deudas de los demás acreedores.

Sergio Saiz

Fuente: www.expansión.com

Start typing and press Enter to search