Desde el pasado 1 de julio ha entrado en vigor una nueva normativa (RD 596/2016 de 2 de diciembre), según la cual todas las operaciones con IVA que realice cualquier empresa que tenga una facturación superior a 6 millones de euros,  deberán ser comunicadas a Hacienda prácticamente en tiempo real a través del nuevo sistema de IVA Automático.

El nuevo sistema ya en vigor desde el pasado 1 de julio, conocido como SII (Suministro inmediato de información en el IVA), obliga a las empresas con facturación anual superior a 6 millones de euros ,  al envio electrónico a Hacienda  casi en tiempo real , de toda la información referente a las operaciones que figuran en los Libros Registro de IVA, con todos los conceptos habituales,  como Importe, Tipo de Factura, Identificativo Fiscal, Destinatario y Objeto, todo esto en un plazo de 4 días a contar desde que se produzca la contabilización de la factura o desde la fecha de expedición de la misma. Recordar que el impuesto del IVA está vigente en España desde 1986 y que es un impuesto que aunque recae sobre el consumidor final de un producto, son las empresas las que lo recaudan y lo ingresan a Hacienda, se considera que es el impuesto que más tramites genera a las  empresas españolas, con los consiguientes “quebraderos de cabeza”.

Aunque esta obligación solo es extensible a las empresas con facturación superior a 6 millones de euros, (aproximadamente unas 60.000,  pero que representan  el 80% de la facturación total de las empresas españolas), cualquier empresario  si lo considere oportuno,  se puede dar de alta en este sistema de manera voluntaria sin ningún tipo de traba por parte de la Administración.

La medida que entró en vigor el pasado 1 de julio, obliga a enviar la información a Hacienda cada 8 días hasta el próximo 31 de  diciembre. A partir de esa fecha el plazo de días para la comunicación pasará a ser definitivamente de 4 días.

La medida ha sido fuertemente contestada por las organizaciones empresariales,  aduciendo el aumento de costes informáticos y de personal que supondrá la medida, a parte de un aumento desmesurado de las obligaciones fiscales.  La CEOE insiste en que las empresas no están aún lo suficientemente preparadas ni informadas para afrontar con garantías este cambio de normativa y existe el temor a  que se produzcan una gran cantidad de sanciones e incidencias relacionadas con el IVA.  Hacienda sin embargo defiende que esta nueva obligación agilizará de manera muy eficaz  la Declaración en cuanto se normalice la medida,  además de modernizar los libros de Registro de IVA,  facilitar las consultas de los contribuyentes y reducir de manera drástica los tan molestos requerimientos de información de la AEAT.  Destacar que  las empresas cuando adopten este sistema ya no estarán obligadas a presentar los modelos 347, 340 y 390.

La gran incógnita que se abre es saber si este sistema también se aplicará a las pequeñas empresas en un futuro, aunque en un principio parece totalmente descartado, no se sabe si una vez asentado  y que si como se prevé,  aumenta de manera sustancial la recaudación, también se imponga al resto de empresas que de momento no están obligadas.

 Pulse aquí para visualizar las principales novedades que introduce el RD 596/2016.

Start typing and press Enter to search